Hablando en el lenguaje de las flores

Cada flor tiene un significado propio y expresa un sentimiento diferente. Así, por ejemplo, la acacia significa elegancia, el alelí encarnado belleza duradera, o la flor de cuclillo, ingenio.

Otras flores tienen asociado un sentimiento relacionado con el amor: la acacia amarilla significa amor secreto; regalar un ramo de adelfa, representa la seducción; el alelí amarillo, fidelidad en la adversidad; y un tulipán rojo significa una declaración de amor.

La rosa roja es sinónimo de amor, la amarilla de amistad, la blanca de miedo. La margarita blanca simboliza inocencia y pureza, por lo que está relacionada con la niñez; la gardenia significa alegría; la flor de azahar, castidad; el tulipán, amor desesperado si es de color amarillo y una sutil declaración de amor si es rojo; el clavel significa distinción y nobleza, y el lirio, inocencia, pureza y alegría.

Pero no todas las flores tienen asociado un sentimiento positivo. Muchas de ellas representan odio, o rencor, o incluso el deseo de muerte. Éste es el caso del acónito, que significa que deseas mi muerte. La anémona significa abandono, y el crisantemo amarillo amor desdeñado. Más →